Deporte

La Tercera División Gallega al descubierto

clasi.PNG

Esta semana, aprovechando que no tenemos Primera División, vamos a tratar la Tercera División, una categoría que seguimos con asiduidad. Para analizar la 13ª jornada, lo haremos juntando partido que tengan similitudes, aunque cada partido es obviamente diferente.

Compostela-Choco, Arousa-Boiro y UD Ourense-Porriño: estos tres encuentros son, a priori, los más desiguales de la jornada. Los tres equipos locales están situados en la zona alta de la tabla y tienen grandes plantillas, mientras que sus rivales deambulan por la zona media-baja. Además, los tres campos (San Lázaro, A Lomba y O Couto) son de césped natural y de dimensiones muy grandes, por lo que es muy difícil encerrarse para los rivales. El Choco lleva 1 punto en 6 salidas, el Boiro tiene una plantilla debería sufrir ante ritmo alto y el Porriño está colista y no levanta cabeza. Por todo ello, Compostela, Arousa y UD Ourense deberían llevarse la victoria sin excesivos problemas.

Racing de Ferrol-Barco y Bergantiños-Ourense CF: tenemos aquí los dos encuentros de más cartel. Racing de Ferrol y Barco son posiblemente los dos equipos más en forma de la categoría y, tras un inicio de liga muy irregular, han encadenado muchos resultados positivos que les han metido de lleno en la zona alta. El Racing de Ferrol es, en nuestra opinión, el claro favorito a ser campeón y el Barco tiene equipo para pelear play-off, por lo que estamos ante un partidazo. Respecto al Bergantiños-Ourense CF, vienen en dinámicas contrapuestas. El Bergantiños es líder, pero sólo ha sumado 3 puntos en sus últimos 3 partidos y fue gracias a una victoria in-extremis ante un rival flojo. El Ourense CF, por el contrario, llega con mejores sensaciones y en una línea claramente ascendente luego de estar situado en la zona baja. Tiene una gran plantilla y debería estar peleando play-off, así que va a ser un encuentro propicio para poder medir hasta dónde será capaz de luchar.

Paiosaco-Arenteiro y Céltiga-Ribadumia: estos son dos encuentros de necesidades, ya que los cuatro equipos llegan en rachas negativas. Especialmente complicada la situación para el Arenteiro, cuyo entrenador ha dimitido esta semana. Viajarán a Paiosaco sin entrenador principal (se ha hecho cargo del equipo el entrenador de porteros hasta la próxima semana) luego de encadenar cinco partidos sin ganar ante equipos de la zona baja, como es su próximo rival, el Paiosaco, que tampoco llega nada bien. Por lo tanto, encuentro a cara de perro, como también lo será el Céltiga-Ribadumia. Este partido se puede considerar un derbi por la proximidad geográfica de ambos clubes y donde se da la casualidad que el entrenador del Ribadumia, Luis Carro, es coordinador de la base de su rival esta jornada, el Céltiga. Va a ser un encuentro muy importante después de derrotas dolorosas, y especialmente complicado para el Céltiga que no tendrá a Jacobo Millán, jugador muy importante para ellos. Estos dos encuentros son de claro pronóstico incierto donde todo puede pasar.

Silva-Laracha, Alondras-Racing Villalbés y Polvorín-Somozas: encuentros donde tenemos a equipos que empiezan a resurgir (a excepción del Somozas, que es todo lo contrario). El Silva parece que comienza a ver la luz al final del túnel, mientras que Alondras y Racing Villalbés han sumado dos victorias balsámicas la pasada jornada. No es de una jornada lo del Polvorín, que suma nueve puntos en los últimos cuatro partidos. El Silva recibirá a un Laracha que está siendo la “revelación”, y lo ponemos entre comillas porque era de esperar tras convertirse en el segundo filial del Deportivo y confeccionar una gran plantilla. Encuentro sin duda para medir el buen momento del Silva. El Alondras-Racing Villalbés sería un partidazo la temporada pasada (quedaron ambos en play-off), pero este año su nivel ha bajado. Vienen de ganar la anterior jornada en una clara dosis de esperanza y, a pesar de que no están al nivel del año pasado como decimos, creemos que deberían acabar saliendo de la zona baja de la clasificación. Por último, el Polvorín debería continuar con su buena racha de resultados. Es un equipo que juega a un ritmo muy alto y que en el nuevo sintético de A Cheda ha ganado sus dos encuentros disputados, uno jugando con 10 casi todo el partido y el otro teniendo que remontar. Esta vez recibe a un Somozas de capa caída y al que el cambio de entrenador tampoco le ha hecho mejorar los resultados. Por si fuera poco, para este fin de semana tienen tres bajas importantes por sanción en la parcela defensiva y vemos difícil que saquen algo positivo de su visita al filial del Lugo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s